Forma Aurea

CONÓCEnos

DESDE PEQUEÑITO YA APUNTABA MANERAS...

Soy Carlos Rubio, desde muy pequeño me ha encantado la decoración. Echando la vista atrás, recuerdo aquel sofá ochentero gris modular que tenían mis padres con fundas de velcro y estampado con rallas y círculos.

Yo tenía cuatro años y ya pensaba que era horrible. Hay que decir que mi opinión como decorador, por aquel entonces, no valía mucho la verdad.  Eran los ochenta, se llevaban los estampados y yo no podía hacer nada por arreglarlo.

 

Cuando veía que amigos, familiares o conocidos reformaban sus viviendas, me quedaba embobado viendo la diferencia  entre lo que tenían y lo que habían conseguido. Me gustase o no, veía la mejora, dejando a un lado la parte estética, entendí por aquel entonces que esto era a lo que me quería dedicar. Sería mi manera de ayudar a la gente, aportar mi granito de arena para hacer la vida de los demás más feliz. 

 
 
 

Que decir que acabé estudiando interiorismo en la Escola Massana (Barcelona), me titulé en 2011 y desde entonces perseguí la manera de llegar a la gente con mis ideas. Mi espíritu transformador y mi entusiasmo por ayudar a mejorar las viviendas de los demás tenía que hacerse eco.

 

En 2012 conocí a Jose, totalmente opuesto a mí, pero complementario a mi forma de ser. 

 

Aunque estudió filología hispánica, puedes hablar con el de cualquier cosa, es un culo inquieto y te sorprendería la cantidad de temas que puedes debatir con él. Le encanta estudiar a las personas, entender como se sienten y ayudar a mejorar sus vidas con la información que obtiene.

 
 
 
 

En 2021, decidimos montar Forma Aurea. Una empresa de interiorismo y decoración decidida a ayudar, apoyar y estar al lado de aquellas familias que quieren realizar una reforma. Queremos convertir lo que podría llegar a ser un trauma, en algo más ameno, divertido y trivial. Siempre es más divertido escoger un estampado que pensar cuántos enchufes necesitas en la cocina. Y ahí, es donde nosotros vamos a estar. A tu lado.

Carlos y Jose
Si buscas interioristas, aquí tienes dos bohemios disfrutando de su dia de descanso

Y ya ves, estos somos nosotros, disfrutando de un día de paseo por la playa durante el festival de cine de Sitges (Jose es un entusiasta del cine). No fue el mejor año en cuanto a películas. Decir que vimos unas cuantas, pero pudimos tener un momento de desconexión agradable y fuera del trabajo. 

A veces hay que saber disfrutar de los pequeños momentos.